Cuidados y Consejos

Pie Diabetico

Consejos para el cuidado del pie diabetico.

Se debe tener algunas pautas de alerta y unos cuidados especificos debido a la importancias de los mismos.

Si sus pies presentan alguna de estas lesiones, consulte de forma urgente con el médico.

  • Ampollas
  • Secreciones que mojen medias
  • Aparición repentina de dolor
  • Aparición repentina de edemas
  • Heridas
  • Zonas Rojas
  • Hematomas
  • Caminar descalzo
  • Usar calzado inadecuado (ojotas, chatitas, alpargatas)
  • Utilizar una bolsa de agua caliente
  • Colocar hielo directo sobre la piel
  • Hacer baños de inmersion
  • Usar elementos corto punzantes para quitarse callosidades o cortarse las uñas.
  • Utilizar ácidos callicidas
  • Secarse los pies con secador de pelo
  • Usar vendajes que comprometan la circulación de la zona

Debe ser suave, cómodo, de taco bajo (de 2 a 4 cm ) y punta ancha, sin costuras. Preferentemente con suela de goma y tipo abotinados.
En caso de usar calzado nuevo, hágalo de forma progresiva para lograr una buena adaptación.
Examine diariamente que sus zapatos no estén rotos, que no tengan piedras, clavos o cosas que puedan lastimar sus pies.
Evite zapatos apretados y con tiras entre los dedos. No camine descalzo NUNCA, ni dentro ni fuera de su casa.

Pautas para elegir calzado.

La importancia de los zapatos

No exite un calzado ideal para todos. Depende del tipo de pie, de la pisada y de la actividad para la que vayan a usarse.
Es importante probar los zapatos que vas a comprar preferentemente por la tarde, que es cuando el pie tiene más edema o hinchazón.
Probar ambos zapatos con las medias de uso habitual, de pie y caminando unos minutos.

Suficiente como para que el antepié (metatarso y dedos) esté cómodo, sin zonas de compresión o irritación.
Suela que proporcione buena dherencia, contención y
estabilidad. Preferentemente de goma y de 1cm de espesor.

Contrafuerte (refuerzo del talón) firme, estable.

Algo de taco es importante para distribuir armónicamente el peso del cuerpo y no sobrecargar el talón o el antepié. Entre dos y cuatro centimetros de taco es la altura adecuada.

Blando, resistente, regular (sin pliegues ni costuras groseras), para evitar zonas de roce o fricción.

Si se usa plantillas ortopédica conviene comprar de 0.5 a 1 número más.